Las primeras palabras de Javier Milei como presidente de Argentina: "Se acabó el modelo de la decadencia. Los cambios serán drásticos, no hay lugar para la tibieza"

El economista libertario se impuso con comodidad frente al peronista Sergio Massa y asumirá como mandatario el próximo 10 de diciembre.

Javier Milei celebró el triunfo en las elecciones presidenciales en Argentina y se apareció ante sus seguidores unas dos horas después de que se conocieran los resultados. El economista habló de una "noche histórica" para el país, puesto que será la primera vez que el país sudamericano tenga un presidente "liberal y libertario". Aseguró que ya estaba en marcha la reconstrucción argentina, de la mano de "abrazar las ideas de la libertad" para "volver a ser una potencia mundial".

El nuevo presidente comenzó agradeciendo a los fiscales que trabajaron para cuidar sus votos, como así también al expresidente Mauricio Macri y a su exrival Patricia Bullrich, por sumarse a su campaña.

Acto seguido, saludó a "todos los argentinos de bien" y les avisó que estaba comenzando la "reconstrucción" del país. Ante aplausos y vitoreos, aseguró que "hoy volvemos a abrazar las ideas de la libertad, las ideas de Alberdi".

En cuanto a sus políticas, indicó que la gravedad de la situación hace que no sea posible el "gradualismo", por lo que habrá que trabajar desde el minuto 0 para llevar adelante las reformas estructurales. Mencionó la inflación, la inseguridad y la pobreza como los principales desafíos a enfrentar.

Económicamente hablando, resaltó la importancia de la propiedad privada y remarcó que su Gobierno cumplirá con los compromisos ya tomados, en referencia a la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Mirando hacia afuera, avisó que Argentina iba a volver a "tomar el lugar en el mundo que nunca debió haber perdido". Habló de alianzas con el "mundo libre" y con Occidente, marcando así un nuevo rumbo para la política exterior.

"Argentina tiene futuro. Pero ese futuro existe si ese futuro es liberal. (...) No venimos a inventar nada, venimos a hacer las cosas que la historia ha demostrado que funcionan. Venimos a abrazar las ideas de la libertad, que son aquellas que garantizan la prosperidad de los argentinos. Si abrazamos esas ideas, en 35 años volveremos a ser una potencia mundial", añadió.

Viva la libertad carajo! Dios bendiga a los argentinos", finalizó Milei, para desatar el aplauso general entre quienes lo acompañaron en el Hotel Libertador de la Ciudad de Buenos Aires.