fbpx

Venezuela: las ejecuciones extrajudiciales superan las 14.000 en diez años

Cofavic realiza la lista de ejecutados a partir de las noticias de la prensa, en un país donde hay censura. Los casos reales podrían ser muchos más.

La ONG Cofavic ha contabilizado 14.200 casos de ejecuciones extrajudiciales en Venezuela desde el 2012 hasta julio del presente año, una medición que se ha hecho de manera independiente debido a la “opacidad que existe en las cifras oficiales”.

Durante el año 2021 Cofavic realizó un control independiente de prensa que permitió el registro de un total de 1.424 casos de violaciones a los derechos humanos, de los cuales 1.246 corresponden a presuntas ejecuciones extrajudiciales, 162 casos de presuntas detenciones arbitrarias y 15 casos de presuntas torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes y 1 caso de desapariciones forzadas.

En el primer semestre del año 2022, Cofavic realizó la medición nuevamente basándose en un monitoreo independiente de prensa que permitió el registro de un total de 563 casos de presuntas violaciones a los derechos humanos, de los cuales 431 (77%) corresponden a presuntas ejecuciones extrajudiciales.

Según Cofavic, el Cuerpo de investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas es responsable del 30% de las ejecuciones extrajudiciales; los Cuerpos de Policía de los estados, del 21%; el Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (PNB)—incluyendo a sus Fuerzas de Acciones Especiales (FAES)del 17%; las Fuerzas Armadas del 15%; los Cuerpos de policía Municipales del 11%; el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional del 2%. Mientras que en el 4% de los casos participó otro cuerpo de seguridad o hubo participación de grupos civiles con el visto bueno del Estado.

La falta de cifras oficiales y la censura

En la Venezuela gobernada por Nicolás Maduro no existen cifras oficiales reales de los homicidios. El Índice Global de la Paz 2021 aseguró que el país se convirtió en el menos seguro de toda la región. No obstante, el control absoluto que ejercen las fuerzas represivas del Estado, hace que los sondeos no puedan ser completos. Desde el inicio de la pandemia del covid-19, el gobierno ejerce aún más dominio y censura sobre la información.

En 2018, la empresa Gallup dijo que Venezuela era el país más violento del mundo. En 2017 y 2018, el número de asesinatos que evidenciaron los sondeos estuvo cerca de alcanzar los 30.000 casos, y más de 5.000 ejecuciones a manos de la policía y las fuerzas militares afectas a la dictadura, en cada uno de los años.