fbpx

Jill Biden justifica el "estancamiento" en la gestión de su esposo

La primera dama ha expresado su frustración por que el presidente no haya podido realizar sus planes.

La primera dama, Jill Biden, ha lamentado el "estancamiento" de la gestión del presidente y ha justiciado los escasos resultados endosándolos a las "crisis imprevistas".

"El presidente tenía tantas esperanzas y planes para las cosas que quería hacer, pero cada vez que te volvías, tenías que abordar los problemas del momento", dijo Jill Biden durante una recaudación de fondos del Comité Nacional Demócrata, en Massachusetts.

Jill Biden detalló que la decisión sobre el aborto del Tribunal Supremo, la guerra en Ucrania y la violencia en el país son algunos de los problemas que han dificultado la labor del presidente.

El futuro de Joe Biden

La justificaciones de la primera dama surgen en el marco de los peores índices de aprobación popular que un presidente estadounidense haya tenido en los últimos 75 años. De acuerdo con diversas encuestas, como la realizada por FiveThirtyEight, la popularidad del presidente Biden se ha desplomaddo hasta el 38,4%. 

Otra encuesta realizada por The New York Times/Siena College desvela que sólo el 33% de los votantes aprueban la gestión de Biden. Dentro del Partido Demócrata, el 94 % de los menores de 30 años dijeron que preferían un candidato presidencial diferente para un nuevo periodo, y el 64 % de los votantes demócratas en general respondieron que prefieren a otro candidato para las próximas elecciones presidenciales. A pesar de no contar con el respaldo popular, Joe Biden parece estar decidido a presentarse en 2024 a la reelección.

La primera dama también justificó su propio desempeño: "Me decía a mí misma: 'Vale, he sido segunda dama. Trabajé en los colegios comunitarios. Trabajé en familias militares. Trabajé en el cáncer'. Se suponía que eran mis áreas de interés. Pero luego, cuando llegamos [a la Casa Blanca], tuve que ser, con todo lo que estaba pasando, la primera dama del momento".