fbpx

El IRS contratará a agentes "dispuestos a utilizar armas letales"

Janet Yellen dice que no se debe aumentar la presión a la clase media, pero no hay ninguna ley que lo impida.

El IRS (Internal Revenue Service) ha creado puestos de trabajo para los cuales exige como requisito "llevar un arma de fuego y estar dispuesto a usar la fuerza mortal, si es necesario".  Este empleo formaría parte de la enorme expansión de 80.000 millones de dólares destinados al organismo por parte de la ley de reducción de la inflación. Esos enormes fondos servirán para contratar a 87.000 agentes más a sus servicios.

El IRS pide agentes especiales

En su página de empleos hay una lista de vacantes para agentes especiales que podrán ser distribuidos en todo el país para erradicar el fraude financiero. Lo curioso es que se trata de agentes algo más que expertos financieros: También irán armados.

IRS careers

 

Entre los requisitos para el trabajo que se enumeran: Llevar un arma de fuego y estar dispuesto a usar la fuerza mortal, si es necesario. También tienen que trabajar un mínimo de 50 horas y estar de guardia las 24 horas del día. Además, deben tener buen aspecto. Y todo esto, por un sueldo de entre 50.704 y 89.636 dólares y 24 días libres al año.

Según la descripción del IRS. Son analistas financieros y agentes armados listos para un tiroteo:

Como agente especial, combinará sus conocimientos de contabilidad con los de las fuerzas del orden para investigar los delitos financieros. Los Agentes Especiales son agentes de la ley debidamente juramentados que están capacitados para seguir el dinero.. Deben estar dispuestos y ser capaces de participar en detenciones, ejecución de órdenes de registro y otras tareas peligrosas". Apunta la agencia.

Críticas a la ley de reducción de la inflación

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen dijo al Servicio de Impuestos Internos que si la Ley de Reducción de la Inflación se convierte en ley,  los recursos adicionales del IRS no deberían utilizarse para aumentar las tasas de auditoría de los contribuyentes que ganan menos de 400.000 dólares al año. El IRS depende del Departamento del Tesoro.

Yellen afirmó en una carta publicada por el Departamento del Tesoro, que cualquier nuevo personal del IRS "no se utilizará para aumentar la proporción de pequeñas empresas u hogares por debajo del umbral de 400.000 dólares que son auditados en relación con los niveles históricos."

La ley, que ya fue aprobada por el Senado sin el apoyo de los republicanos, aumenta el presupuesto del IRS en unos 80.000 millones de dólares a lo largo de 10 años. Los demócratas afirman que con el nuevo presupuesto para el IRS se aumentará la recaudación de impuestos y ayudará a pagar el proyecto de ley de 430.000 millones de dólares, que aborda el cambio climático y reduce los costes de los medicamentos recetados para las personas mayores, entre otras cosas.

Por su parte, los republicanos han criticado la financiación adicional para el IRS, afirmando que la agencia no sólo se centrará en los contribuyentes más ricos, sino que también irá tras las familias de clase media. El senador Ted Cruz (R-Texas) ha sido especialmente crítico al respecto: “Los demócratas están haciendo que el IRS sea más grande que el Pentágono, que el Departamento de Estado, que el FBI, y que la Patrulla Fronteriza juntos". "Esos agentes de Hacienda están diseñados para ir por ti”, no para “perseguir a los multimillonarios y a las grandes empresas"

"La ley afectará a los mas pobres"

Según David Harsanyi de The Fereralist: "El proyecto de Ley va a ser la mayor expansión del estado policial nacional en la historia de Estados Unidos". Harsanyi afirma que no hay que creerles a los demócratas ya que "la mayoría de los ciudadanos respetuosos con la ley saben que tienen algo que temer de una agencia estatal, que no tiene ninguna consideración de su privacidad y que está facultada para perseguir a quien quiera sin ninguna supervisión genuina".

Además, tilda de "tontería" que la expansión del IRS se centre exclusivamente en los altos ingresos:

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, prometió que el IRS no realizaría nuevas auditorías a nadie que ganara menos de 400.000 dólares, una afirmación que no tiene autoridad para hacer y que no podría predecir, aunque la tuviera.... Nada en el proyecto de ley que los demócratas aprobaron en el Senado limita las auditorías. Todos los demócratas del Senado votaron en contra de una enmienda republicana que habría impedido a los nuevos agentes auditar a individuos y pequeñas empresas con menos de 400.000 dólares de ingresos imponibles.

También se señala en el análisis que los más afectados serán los estadounidenses pobres y de clase media debido a que "son mucho más propensos a hacer sus propios impuestos, y por lo tanto más propensos a cometer errores". En 2021, los que ganaban 25.000 dólares o menos, a menudo los jóvenes y los ancianos, fueron auditados a un ritmo cinco veces mayor que los demás. "Cuanto más rico eres, más probable es que puedas contratar abogados y contables para trabajar dentro del sistema. No hay suficientes millonarios y multimillonarios en el mundo para mantener ocupados a unos posibles 87.000 nuevos empleados de Hacienda".

Uso partidista del IRS

En 2013, bajo la Administración de Barack Obama, salió a la luz como el IRS  había seleccionado miembros o simpatizantes de grupos políticos conservadores para someterlos a un intenso escrutinio en función de sus nombres o temas políticos. Es decir el IRS realizaba un acoso fiscal a las organizaciones contrarias al Gobierno federal y utilizaba la información obtenida para lanzar un segundo ataque contra las mismas. Esto provocó una condena de la agencia y desencadenó varias investigaciones. Los conservadores afirmaron que el IRS los tenía en su punto de mira, y que sufrían un hostigamiento continuo.

No es la primera vez que el IRS es polémico. Un informe publicado por el inspector general del Departamento del Tesoro en 2017 descubrió que, entre 2004 y 2013, el IRS utilizó palabras clave tanto conservadoras como progresistas para elegir objetivos que debían ser objeto de un mayor estudio o escrutinio.

La confianza en la institución ha estado quebrada en varios momentos de la historia por los escándalos. Sin embargo, se espera que la Cámara de Representantes vote el proyecto de ley el próximo viernes que le dará 80.000 millones de dólares. El presidente Joe Biden ha dicho que lo convertirá en ley.