fbpx

Gustavo Petro suspendió las órdenes de captura contra 11 líderes terroristas

El presidente colombiano insiste en llegar a una "paz total" con el ELN.

Por orden del presidente Gustavo Petro, la Fiscalía de Colombia decidió suspender por un periodo de tres meses las órdenes de captura y extradición contra 11 líderes del grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Es la segunda decisión a este respecto que toma el mandatario izquierdista, exmiembro de la organización terrorista Movimiento 19 de Abril (M-19), desde que llegó al poder, hace apenas dos semanas, con la excusa de "comenzar un diálogo" con la banda criminal.

La iniciativa la confirmó en una comparecencia el fiscal general Francisco Barbosa, que numeró todos los beneficiados, entre los que se encuentra uno de los cabecillas del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias Pablo Beltrán, y Nicolás Rodríguez Bautista, conocido como Gabino. "Con respecto a la decisión del presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, de restituir los protocolos para comenzar un diálogo con el ELN y que sean suspendidas las órdenes de captura, quiero informarle al país que he firmado la resolución en la cual se ordena suspender por tres meses todas y cada una de las órdenes de captura que se hayan firmado o que se firmen", señaló.

Es el segundo intento de acercamiento de Gustavo Petro a los terroristas tras enviar a su ministro de Exteriores, Álvaro Leyva, a La Habana para comenzar lo que denominó un proceso de "paz total" entre Colombia y el denominado "Ejército de Liberación Nacional".

En Twitter, el máximo dirigente del ELN, Eliécer Herlinto Chamorro, alias Antonio García, aseguró no creer al presidente colombiano y tachó sus palabras de "falsas".

El afán del exterrorista Petro por seguir acercando posturas con el ELN contrasta con la actitud de otros países, que siguen considerándolo una organización terrorista, como Estados Unidos, Canadá, Perú y los que conforman la Unión Europea.

Los terroristas del ELN operan tanto en Colombia como en Venezuela. Muchos de sus líderes están huidos y refugiados en la Cuba comunista.