fbpx

Greg Abbott amplía a Chicago el envío de autobuses cargados de inmigrantes

El gobernador de Texas afirmó que continuará transportando a los irregulares hasta que el presidente asegure la frontera.

Greg Abbott anunció este miércoles la llegada del primer grupo de inmigrantes trasladados en autobús a Chicago, desde Texas. Además de Nueva York y Washington DC, Chicago ahora será un lugar de entrega para cumplir con la estrategia de respuesta del gobernador de Texas a las políticas migratorias del presidente Biden.

"Para seguir proporcionando un alivio muy necesario a nuestras pequeñas ciudades fronterizas invadidas, Chicago se unirá a otras ciudades santuario como Washington, DC y la ciudad de Nueva York como un lugar de entrega adicional”, explicó el comunicado.  “A la alcaldesa Lightfoot le encanta pregonar la responsabilidad de su ciudad de acoger a todos, independientemente de su estatus legal, y estoy deseando ver esta responsabilidad en acción cuando estos migrantes reciban recursos de una ciudad santuario con capacidad para atenderlos", añadió Abott en referencia a la alcaldesa de Chicago.

Los autobuses llegaron a la Union Station  de Chicago alrededor de las 7:30 de la noche. Según Fox News, transportaban entre 80 y 100 personas entre los que había unos 30 niños. Al parecer, muchos de los inmigrantes procedían de Venezuela.

Por su parte el director de comunicación de la alcaldía de Chicago, Ryan Johnson, señaló en las redes sociales:

Chicago recibe a cientos de inmigrantes cada año en nuestra ciudad y brinda la asistencia que tanto necesitan. Desafortunadamente, el gobernador de Texas, Greg Abbott, no tiene vergüenza ni humanidad, pero desde que implementó estas prácticas racistas de expulsión, hemos estado trabajando con nuestros socios comunitarios para preparar a la ciudad para recibir a estas personas.

Johnson además agregó: "Sabemos que el racismo, la discriminación y la crueldad humana han jugado un papel fundamental en la forma en que se recibe a los inmigrantes dentro de nuestras fronteras, y todavía estamos trabajando para recuperarnos de la administración presidencial anterior, que alentó este comportamiento. Este es un momento tan importante para Chicago como ciudad ha sido un santuario para miles de recién llegados. Les estamos dando la bienvenida y no les daremos la espalda a quienes más necesitan nuestra ayuda".

La publicación fue retuiteada por la alcaldesa de Chicago  Lori E. Lightfoot.

Casi 9.000 inmigrantes fueron enviadas a Nueva York y Washington

Por orden del gobernador Greg Abbott, en los últimos meses se ha transportado en autobuses a casi 9.000 inmigrantes a Nueva York y Washington desde Texas en señal de protesta contra las políticas de inmigración del gobierno de Joe Biden.

Hace unos días Abbott ofreció un balance de la crisis migratoria: "Texas también ha transportado en autobús a más de 7.400 migrantes a la capital de nuestro país desde abril y a más de 1.500 migrantes a la ciudad de Nueva York desde el 5 de agosto. La misión de transporte en autobús está proporcionando un alivio muy necesario a nuestras abrumadas comunidades fronterizas".

El gobernador de Texas afirmó que continuará transportando a los migrantes hasta que el presidente asegure la frontera.

Abbott lamentó  hace unos semanas  “la hipocresía del alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, al quejarse de la llegada de migrantes en autobús desde Texas a su ciudad santuario”. El gobernador invitó al alcalde Adams y a la alcaldesa de Washington, DC, Muriel Bowser a la frontera texana. El objetivo era mostrarles la crisis migratoria "de primera mano”. Pero los alcaldes no aceptaron la invitación y se negaron "a reconocer la magnitud del problema”, según Abbott. El gobernante local además expresó : "Eric Adams es todo palabrería cuando se trata de abrir las fronteras".