fbpx

El FBI contrató a un espía ruso como fuente principal de la investigación contra Trump

El fiscal Durham desvela el nombre de Igor Danchenko como confidente en el caso conocido como 'Dossier Steele'. Danchenko tenía vínculos con la inteligencia rusa.

El fiscal general John Durham reveló que el FBI pagó al empresario ruso Igor Danchenko como informante confidencial en la investigación contra Trump en 2016. En los archivos judiciales desvelados por el fiscal Durham se señala a Danchenko como principal fuente del FBI en el caso del Dossier Steele, financiado por Hillary Clinton.

El fiscal Durham acudirá al juicio contra Danchenko en un tribunal federal de Virginia tras ser acusado de cinco cargos de mentiras a la institución federal. El fiscal general podría presentar pruebas de que Danchenko mintió en el Dossier Steele con declaraciones falsas sobre Donald Trump y su supuesta relación con prostitutas rusas y con el Gobierno de Moscú. Un engaño que fue transmitido por los medios de comunicación antes de las elecciones del 2016.

Danchenko comunicó al FBI que Donald Trump tuvo actividad sexual con prostitutas en el hotel Ritz-Carlton de Moscú. Una información que supuestamente se la comunicó la gerencia del hotel.

Por su parte, el fiscal Durham habló con Bemd Kuhlen, gerente del hotel, quien reconoció que "no tuvo ninguna conversación con el empresario ruso" y testificará en el juicio, según comunicó el propio Durham:

Bemd Kuhlen no recuerda reunirse ni hablar con Danchenko en junio de 2016 ni en ningún otro momento. El Sr. Kuhlen también niega tener conocimiento de las alegaciones de Ritz-Carlton en cualquier momento antes de que fueran reportadas en los medios, ni discutir tales alegaciones con el acusado o escucharlas. El Sr. Kuhlen testificará en el juicio que él era el único miembro 'occidental' de la gerencia del hotel en junio de 2016.

FBI y Danchenko

Danchenko y el FBI tuvieron relación entre marzo del 2017 y octubre de 2020, cuando los agentes le despidieron por sus mentiras, tal y como se indica en los archivos judiciales:

En marzo de 2017, el FBI contrató al acusado como fuente humana confidencial pagada del FBI. El FBI terminó su relación de fuente con el acusado en octubre de 2020. Como se alega con más detalle a continuación, el acusado mintió a los agentes del FBI durante varias de estas entrevistas.

Pese a que Danchenko estaba vinculado a los servicios de inteligencia rusos, el FBI le contrató para ser su principal confidente en el Dossier Steele. El buró federal despidió a Danchenko al creer que algunas de sus declaraciones eran exageradas o no tenían credibilidad.

Vínculos con Moscú

En los archivos revelados por el fiscal Durham figuran las preocupaciones del FBI. Las sospechas de sus vínculos con Moscú de la Oficina Federal sobre Danchenko comenzaron en 2009, cuando le abrieron una investigación por tratar de adquirir información clasificada de la Administración Obama. Pese a ello, el FBI le contrató ocho años después.

Esta investigación contra Danchenko se cerró en 2010. Tras ello, el empresario ruso tuvo más contactos con los servicios de inteligencia rusos hasta que fue contratado, tal y como señaló el fiscal Durham:

Durante su entrevista de enero de 2017 con el FBI, el acusado negó inicialmente tener cualquier contacto con los servicios de inteligencia o de seguridad rusos, pero más tarde se contradijo y declaró que había tenido contacto con dos individuos que creía que estaban conectados con esos servicios.

Se hunde la imagen del FBI

La contratación de un confidente que tiene vínculos con la inteligencia rusa no es la única polémica en la que está envuelto el FBI.

La redada en la casa de Donald Trump en Mar-a-Lago y el caso de Hunter Biden también comprometen la imagen tanto del FBI. Su reputación desciende tanto en votantes republicanos como demócratas, tal y como señalan las últimas encuestas.