fbpx

Estados Unidos reclama la extradición del 'Narco de Narcos'

Rafael Caro Quintero ha sido detenido en una operación especial de la Marina y la Fiscalía mexicanas.

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, ha solicitado la "extradición inmediata" del narcotraficante Rafael Caro Quintero, capturado por las fuerzas del orden mexicanas el pasado viernes.

La detención de Caro Quintero se produjo tres días después del encuentro entre el presidente Joe Biden y su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador en Washington. Ahora bien, las autoridades estadounidenses dicen que EEUU no participó en el operativo.

Detenido en Sinaloa

Rafael Caro Quintero fue detenido en unas montañas de su natal Sinaloa, en un operativo conjunto de la Marina y la Fiscalía federal mexicanas. En su localización participó un perro adiestrado en labores de búsqueda y rescate. Al momento de su detención, el narco se encontraba escondido en unos matorrales.

El operativo para dar caza al Caro Quintero ha quedado signado por la tragedia: 14 militares murieron y uno resultó herido de gravedad al estrellarse su helicóptero mientras participaban en la busca.

'Narco de Narcos'

Rafael Caro Quintero, de 69 años,  fue uno de los narcos más conocidos de la década de los 80,  no en vano fue de los primeros en enviar droga a gran escala a Estados Unidos. Estaba buscado por el secuestro y asesinato del agente de la DEA (agencia antidrogas) Enrique Kiki Camarena (1985), y por otros crímenes relacionados con el narcotráfico y la delincuencia organizada. Se ofrecía una recompensa de 20 millones de dólares por información para su captura.

El Narco de Narcos fue uno de los fundadores del Cártel  de Guadalajara. Condenado a 40 años de cárcel, un error judicial le permitió salir en libertad en 2013. El error fue revertido días después, pero Caro Quintero huyó y nunca volvió a prisión.

Su extradición podría demorar meses. El Gobierno estadounidense tiene un plazo 60 días naturales para presentar la solicitud formal y reunir todas las pruebas que considere necesarias. En el caso del exlíder del Cártel de Sinaloa Joaquín el Chapo Guzmán, se tardó un año. Actualmente, El Chapo cumple cadena perpetua en Estados Unidos.