fbpx

El volcán de Tonga expulsó tanta agua que ha podido afectar al clima

El vapor de agua es el principal gas de efecto invernadero. Según la NASA, la erupción volcó a la atmósfera el equivalente a 58.000 piscinas olímpicas

El pasado 15 de enero entró en erupción el volcán subacuático Hunga Tonga-Hunga Ha'apai, situado junto a la isla de Tonga. La erupción produjo un tsunami y una explosión sónica que se dejó sentir en gran parte del planeta. Y, sin embargo, no son estos los efectos más espectaculares del volcán, ni los de mayor impacto en la Tierra.

 

Según un estudio realizado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, con sede en California, el volcán ha lanzado a la atmósfera una cantidad gigantesca de agua. Esto preocupa a los científicos, ya que el vapor de agua el primer gas de efecto invernadero, muy por encima del CO2 o del metano.

De hecho, esa es una de las conclusiones del artículo, publicado en Geophysical Research Letters. Los autores dicen: "Esta erupción podría afectar (…) al calentamiento de la superficie debido al forzamiento radiativo del exceso de agua estratosférico". El forzamiento radiativo es el término que utiliza el IPCC para referirse al efecto invernadero.