fbpx

Ayudas para el covid, "el mayor fraude de la historia"

Los expertos denuncian que se han desembolsado indebidamente al menos 163.000 millones de dólares.

Los cinco billones (trillion) de dólares que el Gobierno de Estados Unidos invirtió para paliar la situación de los afectados por la pandemia del Covid han propiciado el que puede ser "el fraude más grande" de la historia del país. La Alianza para la Protección de los Contribuyentes denuncia que se detectaron al menos 163.000 millones presuntamente desembolsados de manera indebida. Además, desde la organización lamentan que estas ayudas son una de las causas de la elevada inflación actual.

La ausencia de una supervisión adecuada es una de las principales razones por las que se ha llegado a esta cifra. Así lo critica Dan Savickas, director de política tecnológica de la organización: "Estos fondos llegaron con muy pocas salvaguardias para garantizar que acabaran en manos de las familias y las empresas que realmente lo necesitaban". Un problema que no se limita a este concepto concreto, sino que está generalizado en la Administración. Así lo denunció David Williams, presidente de Alianza para la Protección de los Contribuyentes.

4,13 dólares de coste para el contribuyente por cada dólar de ayuda

"Se estima que cada dólar de la ayuda ha costado 4,13 a cada contribuyente", analizó Savickas. "Esto sin mencionar también la inflación que se produjo como resultado de este gasto despilfarrador", remacha.

El analista explicó en Just The News las principales cifras defraudadas:

– El último informe del inspector general del Departamento de Trabajo informa de que mil personas fueron acusadas penalmente por fraude en el seguro de desempleo desde el comienzo de la pandemia. En el documento se señala que 45.600 millones de dólares están bajo investigación por haberse entregado a personas que presentaron la solicitud en diversos estados, con números de seguro social de gente fallecida, con el identificador de presos federales o a través de correos electrónicos sospechosos.

– La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) no puede justificar la entrega de 3.700 millones en ayudas Covid.

– El Departamento de Justicia denunció a 47 personas por su presunta participación en la estafa de 250 millones destinados a un programa de alimentación infantil.

– Se detectaron más de 1.000 millones pagados a solicitudes procedentes de direcciones IP localizadas en Rusia, China, Irán o Cuba.

– El subcomité de la Cámara de Representantes sobre la crisis del coronavirus sospecha que 84.000 millones de los 800.000 entregados en Préstamos de Protección de Cheques (PPP) fueron obtenidos con trampas.

La inflación, segunda consecuencia

Por su parte, Mike Palicz, de Americanos por la Reforma de los Impuestos, señaló que "no es una exageración que éste sea probablemente el mayor fraude que se haya visto en el país". Pero, además, se trata de un fraude con una segunda consecuencia perniciosa para los estadounidenses:

El principal problema de los votantes en este momento es la inflación. Que eso sea impulsado por un gasto que ha ido a parar a un fraude récord es exasperante.

Además, los expertos subrayan que los 163.000 millones son una estimación seguramente corta. "Nadie sabe realmente cuál es la cifra real, salvo que es realmente grande, lo cual es aterrador", señaló Palicz. El experto cargó duramente contra gestión de las ayudas por parte de la Administración Biden: "Hubo una completa falta de supervisión y salvaguardias desde el principio" y el Gobierno demócrata "no mostró ningún interés en proporcionar supervisión".

"Puede que nunca se descubra" el dinero realmente defraudado

Una valoración en la que coincide Savickas: "Seguramente hay más fraude que aún no se ha descubierto y puede que nunca se descubra". Desde la Alianza se critica que Biden "afirma ahora simultáneamente que 'la pandemia ha terminado' mientras pide miles de millones más en ayudas que -con toda probabilidad- sufrirán el mismo despilfarro, fraude y abuso que las anteriores", añadió. "El gobierno necesita dar un paso atrás para dar un respiro a los contribuyentes".

Según fuentes de la Administración, se han recuperado unos 10.000 millones hasta el momento.