fbpx

El FBI reconoce tener registros de informaciones filtradas por Jeffrey Epstein

La oficina federal de investigación se niega a entregar esos registros porque considera que su publicación interferiría con alguna investigación en curso.

Un abogado y detective ha encontrado pruebas de que el FBI estaría guardando registros de secretos facilitados por el empresario del sexo y las relaciones públicas Jeffrey Epstein. El abogado, que colabora habitualmente con Substack, prefiere esconder su identidad bajo el alias Techno Fog, con la que ha obtenido más de 380.000 seguidores en Twitter. 

En un artículo publicado por ZeroHedge, el abogado explica que se valió de la Freedom of Information Act (FOIA) para solicitar los registros que tenga el FBI de Jeffrey Epstein. Epstein creó una red de tráfico sexual con menores que daba servicio a la élite de los Estados Unidos, así como a la élite internacional. 

Informante del FBI con Robert Mueller

El autor ya había informado de que Jeffrey Epstein había sido informador del FBI durante la dirección de Robert Mueller. El acceso que tenía Epstein a personalidades de alto nivel le podría resultar interesante a las labores de investigación del FBI

Interferencia con investigaciones en curso

Una vez demostrado que Epstein había sido informante del FBI, Techno Fog consideró que esa ocasión no habría sido la única, por lo que realizó nuevas solicitudes de información amparadas por la FOIA. La respuesta del FBI no niega que la oficina tenga registros de revelaciones por parte de Epstein. Lo que dice es que no las facilita porque supondría revelar información que interferiría con varias investigaciones en curso:

Los registros que responden a su solicitud son registros policiales; hay un procedimiento de aplicación de la ley pendiente o futuro relacionado con estos registros (...), y se podría esperar razonablemente que la divulgación de la información interfiera con los procedimientos de aplicación de la ley.

Materia de especulación

De modo que el FBI reconoce que esos registros existen. Y les otorga la suficiente relevancia como para explicar que su revelación podría interferir en algún caso en curso. Pero el abogado que ha obtenido esa respuesta del FBI duda de que sea el caso, dado que Jeffrey Epstein está muerto y de que su pareja y principal colaboradora, Ghislaine Maxwell, ha sido ya condenada. 

¿Qué pueden contener esos registros? Es algo que sólo es materia de especulación mientras el FBI no los dé a conocer. Lo cierto es que si alguien ha podido acceder a los secretos de varias personalidades relevantes es Jeffrey Epstein.

Muerte en extrañas circunstancias

El empresario, muy amigo de Bill Clinton, murió en extrañas circunstancias. Estaba encarcelado en una celda de máxima seguridad; un espacio diseñado especialmente para evitar que el reo pueda sufrir algún tipo de daño por parte de un tercero o, especialmente, de sí mismo. A pesar de ello, Epstein logró suicidarse.

Epstein apareció muerto en su celda, en posición fetal, y con la cara azul y marcas en el cuello. La explicación que se le ha dado es que Epstein se habría ahorcado con las sábanas de la cama. Pero una de las características de las celdas de máxima seguridad del Centro Correccional de Manhattan es que las sábanas no aguantan el peso de una persona, precisamente para evitar que los reos se ahorquen con ellas. La cama está anclada y no hay barrotes, ni elemento alguno que permita al reo acceder al techo, que está a más dos metros y medio de altura. 

Celdas de máxima seguridad en las que falla todo

Las celdas de máxima seguridad tienen una vigilancia permanente por parte de los guardias (pasan cada nueve minutos por la celda), pero esa protección se le retiró horas antes de su muerte. También fallaron las cámaras que grababan la actividad en su celda justo antes de su muerte. 

Epstein se había intentado suicidar antes, según los responsables de su custodia; algo que él negaba. Ese intento hacía que, además de los elementos de seguridad propios de la celda, se le sometiera a un especial seguimiento; un protocolo anti suicidio que, por lo que sea, falló en última instancia. 

Epstein denunció antes de su muerte que las autoridades le habían intentado matar. Según The Washington Post, Epstein tenía muy buen ánimo. Spencer Kuvin, que representa a tres de las personas que acusan a Epstein de tráfico sexual, dijo: “Yo pongo es cuestión si es de verdad un intento de suicidio”, en referencia al primero, “o si hay gente poderosa que, simplemente, no quiere que hable”.

Los escándalos del FBI

Recientemente, el CEO de Meta, Mark Zuckerberg, ha reconocido que aceptó las indicaciones del FBI de censurar los contenidos que estuvieran relacionados con el laptop de Hunter Biden antes de las elecciones de 2020. Una interferencia política que favorecía las aspiraciones políticas del candidato Joe Biden, quien finalmente ganó las elecciones presidenciales.

Además de esta, hay otros motivos que explican la desconfianza del Partido Republicano hacia el FBI. El último de los cuales es la redada en el domicilio del expresidente Donald Trump.