fbpx

El 41% de los hispanos cree que es apropiado el traslado de inmigrantes ilegales a las 'ciudades santuario'

La encuesta fue realizada en el marco de una de las mayores crisis migratorias nacionales: casi 2.5 de ilegales fueron detenidos en el presente año fiscal.

El 41% de los hispanos en los Estados Unidos considera que es apropiada la reubicación de inmigrantes ilegales por parte de los gobernadores republicanos a las llamadas ciudades santuario controladas por los demócratas, según unan encuesta nacional realizada por Morning Consult / Politico. La medición evidenció que sólo el 35% de consultados calificaron estas acciones como inapropiadas. Un 25% adicional señaló que no estaba seguro o no tenía una opinión sobre el traslado de los inmigrantes a otras ciudades.

En los votantes hispanos registrados, la diferencia entre los que estaban a favor y en contra fue menor: el 42% está a favor del traslado de los inmigrantes y el 41% en contra.

La encuesta fue realizada en el marco de una de las mayores crisis migratorias registradas en el país. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que 2.493.723 inmigrantes ilegales fueron detenidos en el presente año fiscal: desde el pasado octubre hasta agosto. De esa cifra, 2.150.244 fueron detenidos en la frontera sur. El gran número de personas que huyen de los regímenes comunistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba están impulsando una nueva ola de inmigración, detalló el comisionado de CBP, Chris Magnus, en un comunicado.

El envío de inmigrantes

La semana pasada, DeSantis envió dos aviones con 50 inmigrantes ilegales a Martha's Vineyard, una isla de Massachusetts donde impera el lujo. Uno de los ejemplos es que el expresidente Barack Obama adquirió una propiedad de doce hectáreas en la isla por un valor cercano a los doce millones de dólares.

Con el aterrizaje de inmigrantes ilegales a Martha's Vineyard, surgieron unos informes que indicaban la posible llegada de otro avión con inmigrantes ilegales a un aeropuerto de Delaware, aunque aún no se produjo.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, y el de Texas Greg Abbott iniciaron hace unos meses esta ola de traslados de inmigrantes ilegales en señal de protesta ante las políticas migratorias del presidente Joe Biden. El primer destino elegido fue Washington DC.  A los días Abbott amplio el rango de envíos a Nueva York y Chicago.