fbpx

El Ejército pide a los soldados que se duchen con personas transgénero

Piden a las unidades del Ejército que compartan baño con personas del sexo opuesto que se consideren 'trans', aunque no estén operadas para el cambio de sexo.

Una instrucción de entrenamiento del Ejército pide a los soldados ducharse con personas transgénero del sexo opuesto. Tendrán que compartir baños incluso sin haberse sometido a una operación de cambio de sexo. El documento, obtenido por Breitbart News, instruye a los soldados sobre qué hacer si una compañera se identifica como hombre pese a seguir teniendo genitales femeninos.

El documento incluye una viñeta titulada 'Cuarteles, baños y duchas de entrenamiento para soldados/unidades'. En ella se advierte a la tropa de que cualquiera puede encontrarse con individuos en los barracones, baños o duchas con características físicas del sexo opuesto a pesar de tener el mismo marcador de género en el DEERS (Sistema de notificación de elegibilidad de matrícula de Defensa)".

La diapositiva pide a los soldados que sean "respetuosos con la intimidad y el pudor de los demás", dando por hecho que ellos no tienen por qué sentirse violentados por compartir baño con personas del sexo opuesto. El documento también aclara que  "no se exige ni se espera que los soldados transexuales modifiquen o ajusten su comportamiento por el hecho de no ser 'iguales' a otros soldados".

Consignas trans en el Ejército

El Ejército advierte de que las violaciones de las políticas de igualdad de oportunidades pueden dar lugar a medidas disciplinarias. La diapositiva es parte de una formación obligatoria que reciben todos los soldados. En enero de 2021, el gobierno de Biden emitió la orden para que todas las personas transgénero cualificadas puedan unirse al ejército y servir abiertamente. Revocaba así una política de la administración Trump que prohibía el servicio a las personas transgénero con disforia de género.

La nueva política permite a los soldados transgénero cambiar su 'marcador de género' en la base de datos del Ejército sin someterse a una cirugía de cambio de sexo. Con esa simple declaración, ya pueden compartir baño con el sexo opuesto, tal y como promocionan las propias fuerzas armadas en este 'entrenamiento' tan alejado de las clásicas maniobras militares.