fbpx

Defensa paraliza la entrega de nuevos F-35 por incluir material chino

Este hallazgo supone una violación de las leyes federales ya que no se puede emplear piezas de origen extranjero en materia de defensa.

El Pentágono tomó la decisión de suspender temporalmente las nuevas entregas de los F-35 después de que se descubriese un componente de procedencia china en cada uno de los aviones de combate.

Una investigación realizada por el fabricante Lockheed Martin halló una aleación de origen chino en los imanes del avión. La presencia de este material supone un riesgo, y viola las leyes federales en materia de defensa; no está permitido el uso de piezas de origen extranjero.

No afectará a aviones en servicio

El proveedor de los materiales para la fabricación de los F-35 Honeywell no dio explicación y trasmitió su compromiso con el Departamento de Defensa. "Honeywell mantiene su compromiso de suministrar productos de alta calidad que cumplan o superen todos los requisitos contractuales de los clientes", comunicó el presidente de la compañía, Adam Kress.

Por otro lado, la Oficina del Programa Conjunto del F-35 notificó que los aviones de combate que ya están de servicio no se verán afectados por este descubrimiento. Su portavoz, Russell Goemaere, confirmó que esta pieza "no transmite información ni daña la integridad de los F-35". A su vez, adelantó que tienen ya un sustituto para la aleación.

Vital para los F-35

La aleación descubierta está incorporada en las bombas de la turbomáquina, uno de los sistemas vitales de los F-35, ya que se encargan de la generación de energía.

The Warzone señala que estas turbomáquinas proporcionan la energía eléctrica necesaria para el mantenimiento de los aviones en tierra, el arranque del motor principal, y la energía de emergencia. Además, proporcionan aire comprimido para el sistema de gestión térmica.