fbpx

China: la ONU denuncia violaciones de los derechos humanos contra los uigures

Pekín arremete contra el informe de Bachelet y afirma que está cuajado de mentiras alentadas por "fuerzas antichinas".

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, publicó un informe sobre violaciones a los derechos humanos cometidas en China contra la minoría musulmana uigur en la región de Xinjiang.

"Las denuncias de prácticas recurrentes de tortura o malos tratos, incluidos tratamientos médicos forzados y malas condiciones de detención, son creíbles, al igual que las denuncias individuales de violencia sexual y de género", detalla el documento.

Las investigaciones de otros organismos ya habían señalado que Pekín mantiene internadas a al menos un millón de individuos, en su mayoría uigures. En esos campos se practican esterilizaciones y abortos no deseados y se impone a los reclusos trabajos forzados.

China no está conforme con el informe

Tras publicarse el informe de la alta comisionada, el régimen comunista publicó un comunicado en el cual mostró su desacuerdo. Así, Pekín aseguró que el documento está cuajado de mentiras promovidas por “fuerzas antichinas”.

El embajador de China ante la ONU, Zhang Jun, demandó a Bachelet que se mantuviera independiente y evitase influir en los asuntos internos de su país, y advirtió de que el informe podría socavar las relaciones entre las Naciones Unidas y Pekín.

"Todos sabemos que la llamada 'cuestión de Xinjiang' es una mentira completamente fabricada con motivos políticos y que su fin es minar la estabilidad de China y obstruir su desarrollo", declaró Zhang a la prensa.