fbpx

Cecilia Abbott, la primera dama de Texas con orígenes hispanos

Cecilia es nieta de inmigrantes mexicanos y según su biografía: "Su vida recuerda que el sueño americano sigue vivo en Texas".

Texas tiene por primera vez en su historia una primera dama con orígenes hispanos, Cecilia Phalen Abbott -conocida esposa del gobernador Greg Abbott- es nieta de inmigrantes mexicanos y de acuerdo con su biografía oficial: "Su vida recuerda que el sueño americano sigue vivo en Texas".

Cecilia se mantuvo muy activa a lo largo de toda la campaña para promover la candidatura de su esposo antes de convertirse en gobernador. En uno de los mensajes de campaña afirmó: "Ese tipo honesto, trabajador que ustedes aprecian como su procurador general, es el mismo hombre en casa.  El verlo madurar como hombre a través de increíbles pruebas y en la paternidad, me ha hecho amarlo más y confiar aún más en él".

En los eventos de campaña, el gobernador Abbott también se refería a su esposa con frecuencia para señalar cómo la nieta de unos inmigrantes mexicanos le había ayudado a abrazar la cultura de la creciente población hispana de Texas.

Antes de ser primera dama

Cecilia creció en San Antonio, Texas, después que sus abuelos emigraran desde México. Sus padres, ambos educadores, "le inculcaron a ella, a su hermana y a sus dos hermanos, el poder de la educación. Según su biografía, es una devota de la música clásica, ya que empezó a tocar el piano a los seis años. También, es una amante de los animales y ha criado a numerosos perros hasta el sol de hoy.

Se graduó en el instituto Thomas Jefferson y tiempo después obtuvo tres títulos de la Universidad de St. Thomas en Houston: una licenciatura en Psicología, un título de Maestría en Educación y otra Maestría en Teología.

Ha sido profesora, subdirectora y directora de varias escuelas católicas de Texas durante varios años. Y es ex miembro de la Junta Estatal de Certificación de Educadores, donde sirvió desde 2001 hasta 2008.

Cecilia: crucial para la vida de Greg Abbott

Cecilia conoció a Greg Abbott cuando ambos asistían a la Universidad en Texas. Se casaron algún tiempo después y han permanecido juntos desde hace 41 años. La vida de la pareja se transformó cuando el gobernador Abbott sufrió un accidente que lo dejó parapléjico: En el mes de julio de 1984  mientras hacía ejercicio en las calles de Houston, un enorme árbol se desplomó y cayó sobre él. El accidente le aplastó la espalda, dañando sus riñones y le obligó a utilizar para siempre una silla de ruedas.

Amigos y familiares de la pareja han señalado que en el momento de su accidente, Cecilia fue crucial para la recuperación y para la carrera de su marido.

Greg Abbott y Cecilia Abbott

La pareja tiene una hija adoptada llamada Audrey. También, tienen dos perros: pancake y peaches, ambos conocidos como: "los primeros perros de Texas". Todos viven en la Mansión del Gobernador de Texas, en Austin.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pancake (@texaspancake)

Papel de primera dama:"Texas y la filantropía"

Su principal iniciativa como primera dama combina, según ella, las dos cosas que más le apasionan: Texas y la filantropía. La llama Texantropía, a través de la cual promueve activamente el voluntariado y el servicio a los demás en todo Texas.

Cecilia también forma parte del Departamento de Servicios de Protección de la Familia de Texas (DFPS). Ha colaborado con el Equipo de Tráfico Sexual de Niños del Gobernador (DFPS) un grupo diverso de líderes religiosos de todo Texas que desarrollaran estrategias para acabar con el tráfico de personas. También, ha formado parte de las juntas consultivas de la Asociación de Alzheimer, y el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de Texas. Además de muhcas otras organizaciones para ayudar a los niños que sufren abusos en el estado de la Estrella Solitaria.