California alberga un tercio de todas las personas sin hogar del país

La mayoría de los homeless (82%) afirmó haber padecido un trastorno de salud mental grave y una gran parte se identificó como latino (35%); negro (26%) y nativo americano (12%).

Un nuevo estudio de la Universidad de California en San Francisco reveló que en The Golden State más de 171.000 personas viven en las calles. La cifra representa un tercio de toda la población de homeless del país:

En California vive el 12% de la población de la nación y el 30% de la población sin hogar del país (...) Aunque la falta de vivienda es un problema de California, hay muchas ideas contradictorias sobre qué hacer al respecto.

Caspeh Report 62023 by Verónica Silveri on Scribd

Según Fortune, el análisis fue solicitado por la Administración del gobernador Gavin Newsom y es considerado el "estudio representativo más grande sobre personas sin hogar en los Estados Unidos desde mediados de la década de 1990". Para obtener los resultados se realizaron -entre octubre de 2021 y noviembre de 2022- más de 3.200 encuestas y 365 entrevistas a personas sin hogar en todo el estado.

El costo de la vivienda: la principal razón por la que viven en las calles

Casi el 90% de los encuestados señaló que los altos costos de la vivienda son la principal razón por la que se encontraban viviendo en las calles. California lleva años experimentando una crisis por la escasez de viviendas. Según Fortune:

California se clasifica como el estado más inasequible en lo que respecta a la vivienda (...) Una persona que gane un salario mínimo de $15,50 por hora tendría que trabajar casi 90 horas a la semana para pagar el promedio estatal de un alquiler modesto de una habitación, que es de casi $1.800 al mes, afirma la coalición.

Caspeh Pr Final 062023 by Verónica Silveri on Scribd

Para combatir las crisis de vivienda, el estudio recomendó algunos cambios a realizarse en las medidas tomadas por la Administración estatal:

- "Incrementar el acceso a viviendas asequibles para hogares de ingresos extremadamente bajos";

- "Ampliar la prevención específica de la falta de vivienda, como ayudas financieras y asistencia jurídica"

- "Proporcionar apoyos sólidos para satisfacer las necesidades de salud conductual de la población";

- "Aumentar los ingresos de los hogares a través de apoyos laborales basados ​​en evidencia";

- "Aumentar la divulgación y la prestación de servicios a las personas sin hogar";

- "Incorporar un enfoque de equidad racial en todos los aspectos de la prestación de servicios del sistema para personas sin hogar".

Nueve de cada diez encuestados afirmaron estar en la calle debido a la pérdida de su última vivienda (esto incluye razones como ejecución hipotecaria, incumplimiento de pagos del alquiler, entre otras). El 75% de ellos, vivían en el mismo condado donde se encuentra su última casa.

La mayoría de los homeless presentan problemas de salud mental

Una mayoría de la población sin hogar del estado es californiana. Es decir, nacieron y se criaron en The Golden State. Sin embargo, una gran parte de ellos afirmó formar parte de grupos étnicos minoritarios: un 35% se presentan como latinos, un 26% negros y un 12% son nativos americanos o indígenas.

Casi la mitad de la población sin hogar tiene 50 años o más y la edad promedio de los encuestados fue de 47 años.

El estudio muestra que gran parte de los homeless son personas que presentan algún tipo de vulnerabilidad a nivel mental:

Las personas con ciertas vulnerabilidades, las que tienen antecedentes traumáticos o las que pertenecen a grupos raciales minoritarios corren un mayor riesgo de sufrir traumas. Las personas sin hogar presentan tasas más elevadas de trastornos de salud mental y de consumo de sustancias que la población general.

- La mayoría (82%) informó haber padecido una enfermedad de salud mental grave.

- Un 27% -más de una cuarta parte- había sido internado por un problema de trastorno mental.

- Alrededor de dos tercios (65%) indicó -que durante un periodo de su vida- fue consumidor de drogas ilegales. De estos, el 45% afirmó ser consumidor actual de cocaína, anfetaminas y opioides.

- Un 62% -casi dos tercios- declararon haber tenido un periodo de su vida en el que fueron alcohólicos.

- Más de la mitad (57%) de los consumidores de sustancias ilegales o un consumo excesivo de alcohol habían recibido tratamiento médico y psicológico.