fbpx

A la deriva: los asesores económicos de Biden no tienen experiencia empresarial

Un demoledor informe revela que los altos cargos que dirigen la política económica "no están listos para la primera línea".

La administración Biden carece de experiencia empresarial en un momento clave para la economía el país. Es la principal conclusión del informe publicado por el 'Comité para Liberar la Prosperidad'. Un análisis que revela que la mayoría de las personas que manejan la política económica del gobierno no tiene ninguna experiencia en el mundo empresarial.

El informe, liderado por Stephen Moore y Jon Decker, estudia los currículos de 68 altos funcionarios del Gobierno, desde el presidente Biden y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, hasta los asistentes especiales de política económica de la Casa Blanca. La conclusión es devastadora: "No están listos para jugar en primera línea. La mayoría de los nombrados por Biden tiene cero años de experiencia empresarial".

Según el análisis, el 62% de los altos cargos políticos y del personal de Biden que se ocupa de la política económica, la regulación, el comercio, la energía y las finanzas no tiene prácticamente ninguna experiencia empresarial. Un dato aterrador en plena crisis energética y con la inflación disparada hasta el 9,1%.

Los autores destacan que solo uno de cada ocho funcionarios de Biden tiene lo que consideran "amplia experiencia empresarial", y el nivel medio de experiencia en la empresa privada en toda la administración es de apenas 2,4 años. La media de años de experiencia empresarial entre los altos cargos de Biden es cero, ya que muy pocos tienen experiencia en el sector privado, y la "gran mayoría de los miembros del equipo económico-comercial de Biden son políticos profesionales, abogados, organizadores comunitarios, grupos de presión o empleados del gobierno". Capitanes de barco que no saben manejar el timón.

 

Informe sobre la experiencia profesional del Gobierno Biden by VozMedia on Scribd

La administración Biden, muy alejada de la realidad

Cualquier joven de Wall Street tiene más experiencia en  el mundo de los negocios que la mayoría de altos funcionarios, muy bien pagados, de Washington. Frente a ese 62% que prácticamente no ha trabajado en la empresa privada, el informe recuerda que el funcionario medio del gabinete de Donald Trump tenía 13 años de experiencia en ese sector.

El informe enumera a cada uno de los 68 funcionarios analizados, empezando por el presidente Biden y la vicepresidenta Kamala Harris. Ambos tienen cero años de experiencia empresarial. La inexperiencia se extiende por toda su administración. El secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, no tiene experiencia en el sector sanitario. El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, "prácticamente no tiene experiencia en transporte o logística" en un país con una de las redes de transporte más amplias del planeta.

Unos nombres a los que se suman desde el Fiscal General Merrick Garland  hasta el embajador para el Cambio Climático, John Kerry o el subsecretario del Tesoro, Wally Adeyemo. Ninguno ha pisado la calle más allá de la política. En el lado contrario aparecen el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, con 16 años de experiencia; o  la secretaria de Interior, Deb Haaland, con 11 años. Los mismos que  la secretaria de Comercio, Gina Raimondo. Isabel Guzmán, la administradora de la Administración de Pequeñas Empresas, es la que más experiencia empresarial tiene de las analizadas, con 20 años de experiencia. Excepciones a un Gobierno de inexpertos.

Políticos y activistas que no saben combatir la crisis

Mientras el país lucha contra la inflación más alta en 40 años y se mueve al borde de la recesión; el informe señala que "los estadounidenses están profundamente divididos en cuanto a las prioridades de la política económica progresista de la administración Biden: el enfoque en la redistribución de los ingresos, tasas impositivas más altas para los ricos, más programas de bienestar social, políticas pro-sindicales, una mano más pesada de la regulación de las empresas, la inversión dirigida por el gobierno, y los remedios para el cambio climático destinados a una alteración dramática de la mezcla de energía de Estados Unidos".

Cuando se trata del gobierno, la ignorancia no es la felicidad. La cascada de errores políticos y de gestión que se acumulan en el gobierno de Biden son, al menos en parte, consecuencia de esta falta de habilidades y competencias básicas.

Pero dejando de lado la ideología y las inclinaciones partidistas, el análisis ha surgido una nueva preocupación de los votantes: "¿Tienen los principales responsables del Congreso y de la administración Biden las habilidades básicas y la experiencia y perspicacia empresarial y de gestión para supervisar un gobierno federal de 6 billones de dólares y regular nuestras industrias multimillonarias?". Las encuestas muestran que los estadounidenses están generalmente descontentos con la dirección económica del país.

Los autores del estudio señalan que "queremos abogados, activistas de base, personas con experiencia política y normativa, científicos, expertos en salud y académicos con las especialidades necesarias. Pero también queremos personas que tengan experiencia en la gestión de grandes operaciones con cientos y miles de empleados; que sepan reducir costes, gestionar la logística, aumentar la productividad, cumplir con las nóminas y obtener beneficios. Necesitamos personas en los escalones más altos del gobierno que tengan experiencia en la gestión de crisis a gran escala, y también al menos cierta familiaridad con las luchas cotidianas que las empresas tienen con el gobierno".

Nos quedamos con una idea fundamental que destaca el análisis:  "Cuando se trata del gobierno, la ignorancia no es la felicidad. La cascada de errores políticos y de gestión que se acumulan en el gobierno de Biden son, al menos en parte, consecuencia de esta falta de habilidades y competencias básicas. Biden debería arreglar el problema sustituyendo a los que han sido elegidos por su ideología y no por las habilidades y talentos que nuestro gobierno necesita y los contribuyentes exigen con razón."