fbpx

La aprobación de Biden se hunde en todos los estados

La valoración del presidente está en mínimos a cuatro meses de las elecciones de medio mandato. A estas alturas de la legislatura, Trump era más popular que él.

El índice de aprobación neta del presidente Joe Biden cae en el segundo trimestre del año por debajo de la media en 44 de los 50 estados del país. Este indicador, que refleja a quienes aprueban su desempeño laboral restando a quienes lo desaprueban, revela que los índices de aprobación de Biden en el trimestre son inferiores a los de Trump hace cuatro años.

Según la última encuesta de Morning Consult, a cuatro meses para las elecciones de mitad de mandato (midterm), el índice de aprobación neto de Trump era inferior en 27 estados, frente a los 44 de Biden. Los negativos índices de aprobación de Biden se extienden por todo el país, incluso en estados que serán clave para las esperanzas del Partido Demócrata de mantener el control de las dos cámaras en el Capitolio.

De este modo, en los estados que resultaron vitales para la victoria de Biden en el Colegio Electoral en 2020 y albergan carreras clave para el Senado y la Cámara de Representantes en noviembre (Arizona, Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin), apenas 2 de cada 5 votantes aprueban su desempeño laboral. La encuesta señala que los demócratas se enfrentan a un entorno más difícil que el del Partido Republicano en 2018, cuando el GOP perdió 40 escaños en la Cámara de Representantes pero consiguió añadir escaños en el Senado.

El votante huye de Biden, "cada vez más a la izquierda"

En general, según la encuesta, Biden está peor en todo el país que al comienzo de su presidencia entre los independientes, pero la mayor pérdida de apoyo se produce entre los votantes de su propio partido. Los datos de una encuesta nacional recogida por Morning Consult señalan que el índice de aprobación de Biden entre los demócratas (77%) es menor que el de Trump entre los republicanos (85%) hace cuatro años. La comparación es peor para Biden si se tiene en cuenta el escaso respaldo de sus bases: el 38% de los demócratas "aprueban firmemente" su desempeño laboral, en comparación con el 51% de los votantes republicanos que dijeron lo mismo de Trump en 2018.

Esa erosión del apoyo a Biden entre los demócratas se alinea con los datos de tendencia de Morning Consult que muestran que desde el final de la campaña de Biden en 2020 y el comienzo de su presidencia hasta ahora, el votante medio se ha vuelto más propenso a colocar a Biden más a la izquierda en una escala ideológica.

Un examen más detallado de la composición de las facciones ideológicas de la base de votantes demócratas revela que la raza y la etnia, así como el nivel educativo y los tipos de comunidades en las que viven estos votantes, pueden estar impulsando parte de la disolución entre los que no se identifican como progresistas.

Los estados desaprueban la gestión de Biden

Otra encuesta de Civiqs revela que apenas quedan estados que aprueben la gestión de Biden. Solo en Hawai y Vermont el porcentaje de aprobación es mayor que el de desaprobación. En los otros 48, la caída del presidente es imparable. Destacan porcentajes de desaprobación superiores al 70% en Idaho, Kentucky, Oklahoma, Virginia Occidental, Wyomimg y Dakota del Norte.

La encuesta de Civiqs refleja que un aplastante 58% suspende la gestión de Biden. En cuanto a la división por razas o etnias, el presidente solo aprueba entre los afroamericanos. Apenas un 37% de los hispanos aprueba su gestión, frente al 48% que la suspende.