fbpx

Amber pierde de nuevo: no se anula el juicio contra Johnny Depp

Los abogados de la actriz intentaban que se anulara el juicio por difamación a Johnny Depp, aduciendo que había un intento de fraude.

La demanda interpuesta por Amber Heard en los juzgados de Fairfax (Virginia) no prospera. Los abogados de la actriz habían pedido que se anulara el juicio por difamación contra Johnny Depp, aludiendo fraude. Según señalaron, en la configuración del jurado hubo un intento de fraude, porque uno de los miembros del jurado acudió en lugar de otro. La clave está en que pese a que ambos tenían el mismo nombre y domicilio, en la ficha constaba que la fecha de nacimiento era diferente. El jurado que acudió tenía 52 años, mientras que el convocado debería tener 77. Ambos eran padre e hijo, y se confundieron en la convocatoria del juicio.

Sin embargo, pese a que el error ha sido reconocido por la jueza Penny Azcarate, este motivo no conlleva la anulación del juicio por difamación. Es cierto que el cambio se debió a un error procesal, y es que fue convocado el padre pero por error acudió el hijo. No obstante, la jueza sostiene que en todo caso la objeción debería haber sido presentada por los abogados de Amber Heard antes. Y es más: insiste en que los abogados no han conseguido argumentar cómo ese cambio ha podido suponer un fraude, ya que no influye en la deliberación del jurado. Por lo tanto, al no haber motivos para anular el juicio, el veredicto y la sentencia siguen siendo válidos.

Johnny Depp vs. Amber Heard

La pareja de actores ha protagonizado uno de los juicios más mediáticos de Estados Unidos. A raíz de un artículo publicado en The Washington Post (en 2018) en el que hablaba del supuesto maltrato al que había sido sometida, el que fuera su marido decidió llevarla a los tribunales. Fruto de este proceso judicial, Heard fue condenada a pagar una indemnización de 10,3 millones a Johnny  Depp.

Pero no solo eso, en el juicio también fue condenado el propio Johnny Depp. El actor deberá indemnizar a su exmujer con 2 millones por el mismo motivo: difamación. El cruce de acusaciones entre ambos tras la ruptura ha sido aireado en diferentes medios de comunicación, lo que ha dañado su reputación profesional.