fbpx

El aborto no es la mayor preocupación de los americanos

Los análisis muestran que la incidencia del aborto en la campaña no tendrá un efecto claro en el reparto del voto.

Desde que el Tribunal Supremo dictaminó que no existe un derecho constitucional al aborto en Dobbs v. Jackson Women’s Health,  se ha desatado una controversia en todo el país. Algunos estados se muestran a favor restringir el acceso legal al aborto, mientras que otros buscan expandirlo.

La última encuesta de FiveThirtyEight/Ipsos muestra que el aborto aún no es el problema que más preocupe a la ciudadanía, ya que queda como cuarta inquietud en una listan de 20 temas que afectan el país. En el sondeo realizado a 2,000 mil personas unos 1,500 adultos calificaron el aborto como cuarto problema más importante que enfrenta el país. La inflación ocupa el primer puesto, con un 60% de los encuestados señalándola como el principal problema. El crimen y la violencia armada ocupa el segundo lugar con un 34%, y en tercer lugar la polarización con un 33%.

Además, según la encuesta casi todos los encuestados que mencionaron el aborto como un tema clave ofrecieron respuestas contundentes que mostraban la variedad de emociones y sentimientos encontrados que pueden acompañar a este tema, a veces inesperados.

encuesta ipsos sobre preocupación por el aborto
FiveThirtyEight/IPSOS

 

El aborto causa las divisiones más fuertes en ámbito político

Las píldoras Plan B, han sido aprobadas por el 70% de los encuestados, los cuales coinciden en que estos métodos deberían ser legales. Ello incluye otro 62% de republicanos. Pero el aborto provocó las divisiones partidistas más fuertes. Al menos el 80 por ciento de los demócratas dijo que el aborto en forma quirúrgica o de pastillas debería ser legal, en comparación con aproximadamente un tercio de los republicanos que rechazan el aborto de forma quirúrgica.

Donde si se encuentran semejanzas es en los métodos anticonceptivos tradicionales, alrededor del 90% de los estadounidenses dijeron que los condones y las píldoras anticonceptivas deberían ser legales en todos o la mayoría de los casos, y el 81% dijo lo mismo de los DIU (dispositivos intrauterinos)

 

 

¿Beneficia a los demócratas? No tan rápido

El aborto sin duda se ha convertido en un tema de suma importancia en la sociedad, por lo que se podría pensar en cómo afectaría las elecciones intermedias de 2022, debido a la polémica que lo envuelve. Sin embargo, más allá de lo que estén haciendo los estados para restringir o ampliar el acceso al mismo, la preocupación fundamental por el aumento de los precios y la baja reputación de Biden podrían ser una gran ventaja para los republicanos en el otoño, por lo que no se ve mayor diferencia en encuestas o entrevistas realizadas anteriormente.

Scott Rasmussen, de Rasmussen Reports, ha escrito un análisis en el que calibra el efecto que podría tener la decisión del Tribunal Supremo sobre las elecciones de mitad de mandato del próximo noviembre. El demóscopo señala que el 24% de los americanos cree que es difícil abortar, por el 40% que considera que es demasiado fácil. Eso no ha cambiado tras la sentencia.

¿Por qué un 40% piensa así? Porque el 62% de los ciudadanos vive en estados en los que abortar es más fácil de lo que ellos querrían. Y añade Rasmussen: "El siete por ciento (7%) de los estadounidenses vive en estados donde el aborto está permitido hasta el momento del nacimiento. Sólo el 18% de los votantes piensa que eso es apropiado. Otro 55% vive en estados donde el aborto es legal hasta bien entrado el segundo trimestre del embarazo. El 61% de los votantes está a favor de limitar el aborto sólo al primer trimestre".

Así las cosas, "en términos políticos crudos, se abre una enorme oportunidad para los candidatos cuyos puntos de vista están en línea con la opinión pública. Si se les diera a elegir, el 57% preferiría a un candidato que pensara que el aborto debe permitirse sólo durante las primeras 15 semanas de embarazo, frente a otro que estuviera a favor de permitir el aborto hasta el momento del nacimiento. Sólo el 24% preferiría al candidato del aborto en cualquier momento", según el análisis de Scott Rasmussen.

Esta situación beneficiaría a los candidatos que tienen una visión más centrada, y más alejada de los extremos. Y ello podría perjudicar a los candidatos demócratas más que a los republicanos.