fbpx

11 de Julio en Cuba: la represión continua

Aún está fresca en la memoria colectiva el recuerdo de las multitudinarias protestas que estremecieron la Isla el año pasado.

Aún está fresca en la memoria colectiva el recuerdo de las multitudinarias protestas que estremecieron Cuba del 11 al 17 de julio de 2021. Las manifestaciones agitaron unas 50 localidades de la isla, dejando un saldo de una persona fallecida y más de 1.300 arrestos, de acuerdo con la ONG Cubalex, con sede en Miami.  La tiranía informó de que 790 prisioneros fueron encausados y 488 recibieron sentencias definitivas, la mayoría por sedición, con penas de hasta 25 años de cárcel.

Pero, desgraciadamente, los comunistas permanecen enquistados en el poder, llevando frustración y miseria a los cubanos.

Las protestas antigubernamentales, las de mayor envergadura en décadas en la Isla, se libraron al grito de "¡Tenemos hambre!" y "¡Libertad!". Finalmente fueron neutralizadas por el aparato represor del Partido Comunista, que desplegó uno de los mayores operativos antimotines nunca vistos en suelo cubano. En aquel momento, para muchos era inminente el cambio; no obstante, Miguel Mario Díaz-Canel desconoció la voluntad popular.

Sentencias Injustas

Walnier Luis, un joven de tan solo 21 años, fue uno de los condenados a 23 años de cárcel por sedición. Su padre Luis Aguilar, aseguró: "Es una sentencia desproporcionada, pero estamos atados de pies y manos porque no hay nadie a quien acudir". "Estamos devastados", confesó a BBC Mundo en diciembre de 2021.

Roberto Pérez Fonseca, de 38 años, recibió una  sanción conjunta y única de diez años de cárcel por desacato, atentado, desorden público e instigación a delinquir, según publicó France 24.  Su madre cree que realmente se condenó a su hijo porque ayudó a romper una fotografía de Fidel Castro y se enfrentó a un policía; el video de ese acto se viralizó . La decisión fue impuesta por el Tribunal Municipal Popular de San José de las Lajas, a 35 km de La Habana.

Laritza Diversent, directora de Cubalex, denunció que se  aplicaron "sanciones severas" con la voluntad de lograr "un efecto ejemplarizante". En el caso de Pérez Fonseca, Diversent enfatizó que se trataba de una sentencia "excesiva" y argumentó que las evidencias que presentó la Fiscalía "no fueron sometidas a contradicción".

La Administración Biden y Cuba

El régimen comunista afirmó que las manifestaciones fueron orquestadas desde Estados Unidos, cuya Administración exigió la liberación de todos los presos. Ned Price, portavoz del Departamento de Estado de EEUU , expresó tan sólo un mes después de los hechos en Twitter: “El Gobierno cubano respondió con una brutal ola de represión que no se había visto en décadas". No obstante, las flexibilizaciones hacia la dictadura castrista anunciadas en mayo del 2022 por parte de la Administración Biden hacen pensar que no hay demasiada voluntad de ayudar a los cubanos a liberarse de la tiranía. El Departamento de Estado informó el pasado mayo que se restablecerán los vuelos comerciales a varias ciudades de Cuba y se suspenderá el límite de 1.000 dólares por trimestre a las remesas, entre otras medidas, como el apoyo a un amplio acceso a internet y la ampliación del procesamiento de visas.

En otro giro de los acontecimientos este sábado el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, informó de que Estados Unidos sancionó a 28 funcionarios comunistas por su participación en la represión de las protestas.

 

"Patria y Vida"

Las manifestaciones se iniciaron el 11 de julio en San Antonio de los Baños -cerca de La Habana- y en Palma Soriano, provincia de Santiago  de Cuba. Aquellos días, numerosos cubanos entonaron la canción «Patria y Vida», que se convirtió en himno opositor. Los hechos sucedieron como respuesta a la falta de alimentos y medicamentos y a una agudización de la permanente crisis económica provocada por la pandemia de covid-19.

El 12 de julio el régimen privó de libertad a la periodista española y corresponsal del diario ABC en la isla Camila Acosta; fue liberada días después, pero fue nuevamente detenida ese mismo mes.

 

 

Camila explicó  a ABC que antes de que excarcelaran pretendían que firmara un documento en el que aceptaba el cargo de "desorden público" , que le supondría una sanción.

Por otra parte, la youtuber Dina Stars fue detenida por "promover las manifestaciones" mientras concedía una entrevista a un programa de la televisión española. ​

El eco de las protestas de aquel julio de 2021 tuvo repercusiones internacionales: el mundo entero se sumó al grito de esperanza de los cubanos por conquistar su emancipación, hubo movilizaciones frente a las embajadas de Cuba en distintos países, así como una exposición mediática inusual;  y aunque por un momento se pensó que finalmente caería la dictadura, este martes se cumple un año de  aquel suceso y Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez sigue gobernando.